Tip & Toe: Correr el riesgo por un negocio

En todos lados es difícil emprender un negocio propio. Buscar una idea original, reunir los fondos necesarios, encontrar un local ideal. En la Ciudad de México en particular, resulta más difícil. La cantidad de gente que vive aquí y su rutina, no siempre les permite consumir o probar cosas nuevas. Y otra traba, como si faltara más, es la alta renta de los locales en lugares céntricos o bien ubicados de la capital.
Por: Brenda Ramírez y Fotos de Giovan Lozano
Los clientes son lo principal para las dueñas de este negocio.

Cumpliendo un sueño

Tip and Toe Beauty Bar se encuentra sobre la calle de Melchor Ocampo esquina con Río Missisipi en la colonia Cuauhtémoc. Tras cumplir un año y 6 meses de operar al cien por ciento, ya es reconocido por la gente que transita, vive o trabaja por la zona. El proyecto surgió de las hermanas Paloma y Verónica Ponce. Aunque se desvirtuó de su idea principal, pues se tenía pensado un “beauty truck” antes de un salón fijo. Hoy su  spa cuenta con clientes recurrentes y con recomendaciones por redes sociales.
Las hermanas Ponce frente a su negocio en la Colonia Cuauhtémoc.
El sueño de poner Tip & Toe viene de sueños y ahorros de muchos años atrás. Dos de las hermanas Ponce decidieron unir fuerzas y ganas para asociarse. Tip and Toe Beauty Bar recibe clientes de ambos sexos, de edades estimadas entre los 18 y los 40.  Tip and Toe Beauty Bar ofrece productos o servicios como manicure, pedicure, gelish, corte, maquillaje, depilación de cara y cuerpo y próximamente ofrecerá masajes corporales. El salón-estudio está ambientado con colores pastel, tiene iluminación y sillones cómodos. Las anfitrionas ofrecen a los clientes alguna bebida o refrigerio sin ningún costo extra al servicio. El local tiene un ventanal amplio, por lo tanto tiene buena visibilidad. Los clientes han comentado que los precios son accesibles, que la música es perfecta y las anfitrionas, inigualables.
Sillones cómodos y revistas.
Variedad de esmaltes y servicios.

Los retos de sacar a flote un negocio propio

Después de 18 meses, Tip & Toe Beauty Bar ha alcanzado cierta estabilidad y ha empezado a generar ganancias. No siempre fue así. Al menos de los 3 a los primeros 6 meses, se necesitaron estrategias de publicidad como promociones, uso de redes sociales y volanteo. Aunque se podían cubrir los gastos de renta, sueldos y material, las socias no veían ganancias para ellas.  Se buscó por muchos medios hacer difusión del local. Una vez identificado por la clientela, fue sencillo, ya que por la zona hay muchas empresas, negocios de comida y viven extranjeros. También, es una zona transitada por autos. Funcionó para ellas el marketing de boca en boca, porque los clientes lo recomiendan e incrementan el trabajo. La colonia Cuauhtémoc es altamente transitada por vecinos, turistas y gente que trabaja en la zona. 
Promociones e imágenes por medio de sus redes sociales.
Aunque el ambiente del Spa es femenino, asisten muchos  hombres frecuentemente. Hay clientes de zonas como La Condesa que prefieren acercarse a la Cuauhtémoc en vez de ir a Polanco.  Hay música relajante, hay armonía entre las socias y las chicas que trabajan en el local. Se puede pagar en efectivo o con cualquier tarjeta.

Una experiencia inmejorable

Haciendo varias entrevistas a los clientes, se obtuvieron respuestas muy parecidas. El trato por parte del personal y las anfitrionas los han dejado satisfechos. Son clientes frecuentes tanto hombres como mujeres, pero los hombres prefieren, la mayoría, acudir con su pareja. Para consentirlos, Tip & Toe les ofrece tarjetas de lealtad, en la que por cada 5 visitas, la sexta visita sale al 50% de descuento.
Tarjetas de lealtad
Respecto a los precios, aunque las dueñas sugieren que están un 15% elevado en comparación con la competencia, los clientes no parecen notarlo. Se refieren al lugar como “excelente servicio al mejor precio.” Una de las clientes del local, comentó que: “Ya hacía falta un lugar de estos por aquí”  

Share This: