Tacos al pastor: la mexicanización de la comida árabe

Hablar de México es reconocer su inmensa cultura y  dentro de su vasta gastronomía no podemos omitir los tacos. Desde tiempos ancestrales, mucho antes de la conquista española, ya se contaba a la tortilla como base de la dieta de las culturas prehispánicas.
Por Elisa Carlín
foto - kiwilimon
Bien podemos definir un taco como cualquier cosa envuelta en una tortilla, los hay de distintas formas, tamaños y sabores, pero sin duda uno de los favoritos son los de pastor. Foto: kiwilimon

Los tacos son parte de la cultura mexicana

Una de las grandes virtudes de México es sin duda la comida. No importa dónde estés, a dónde vayas ni cuánto dinero traigas, pues hay para todos gustos y bolsillos. Comer para los mexicanos es inherente en la cultura, pareciera que está escrito dentro de su código de ADN, pues todo gira en torno a esta maravillosa actividad,  comer. FOTO - COLUMBIA, MO

Una delicia al paladar

No hay taquería en México que no presuma su trompo de pastor. Sin duda el mejor marketing es mostrar cómo en cada giro sobre su propio eje, se va cocinando la carne y adquiere delicadamente un dorado perfecto, jugoso y potencializado con su singular fragancia, estimula el apetito de cualquiera.

Su inusual forma de prepararlos, les vuelve difícil de reproducir en casa, es por ello que siempre se recurre a una taquería. 

La receta básica de estos tacos comienza con la carne de cerdo, por lo general se usa lomo y pecho, pero también se acepta hombro, pierna y hasta pescuezo. La carne se filetea y marina en una mezcla de chile guajillo, ajo, clavo, pimienta, vinagre y achiote, aunque cada taquería ha optado por realizar su propia versión para beneplácito de sus comensales.
FOTO - COLUMBIA, MO
Un trompo como los de la taquería EL BORREGO VIUDO puede llegar pesar hasta 70 kilos

Hacer tacos al pastor es un arte

La mejor formación para un maestro pastorero es la práctica. Una vez que el trompo está doradito el mejor espectáculo para estimular el paladar es ver como el cuchillo obtiene finas láminas de carne que caen a la tortilla para darle forma al taco, no conforme con ello, muestra de una arrogante destreza. Los más osados vuelan la piña,cebolla, cilantro y salsa para que el comensal sólo agregue a discreción, el juguito de limón.
FOTO - SERVINOX

Un poco de historia

Tras la primera guerra mundial y la caída del Imperio Otomano, llegaron cientos de refugiados árabes a México. Trajeron consigo no sólo la esperanza en una nueva vida, sino también su cultura, costumbres y por supuesto ganas de seguir comiendo sus manjares.  
FOTO - LA UNION
La idea de cocinar la carne en un asador vertical viene de aquellas lejanas tierras. Fue tan popular que en cada región sufrió algunas variantes en ingrediente y nombres. En Turquía se le conoce como kebab, está hecha con carne de cordero y se acompaña con pan pita; Israel, shawarma, preparada también con pollo; Y en Grecia, gyros, usando en algunos casos carne de cerdo.

Otras versiones de tacos

Se dice que LA GRINGA, una variante del taco al pastor. Se comenzó a popularizar por una estudiante estadounidense que le gustaban las tortillas de maíz y pedía tortillas de harina
 
FOTO - THE SATY AT HOME CHEF
Principalmente en el estado de Puebla, los puestos de kebab, cobraron popularidad y fueron conocidos simplemente como tacos árabes. Al llegar a la Ciudad de México sufren paulatinamente el cambio más notorio al incorporar cerdo, en vez del tradicional cordero, acompañándolo de piña y cobijándolo con tortilla de maíz.

En Baja California se le conocen también como “tacos de adobada” y en Monterrey como “tacos de trompo”

Los tacos al pastor llegaron para quedarse en el gusto de los mexicanos y sin importar la situación. Siempre habrá una una gran oportunidad para degustar tan delicioso manjar.

Share This: