Reliquias del Tíbet

Ana Paulina Flores Ávila

El anhelo común es alcanzar la iluminación, trascender cuando físicamente ya no se está en este plano, lograr de una forma u otra el ser recordado por siempre, sin importar cuánto tiempo haya pasado.

En el budismo, los maestros Lamas, han logrado en sus vidas cierto nivel de iluminación, paz interior y consciencia espiritual que al ser incinerados en las cenizas se encuentran pequeñas perlas y cristales preciosos.

“Las reliquias son el resultado del buen corazón: Todos disponemos el potencial de obtener logros espirituales, todos tenemos el potencial de generar reliquias sagradas”, así lo dijo Zopa Rimpiché, director espiritual de la Fundación para Preservar la Tradición Mahayana y del Proyecto Maitreya.

Gira de las reliquias

El proyecto Maitreya: El Tour del Amor Bondadoso, comenzó en marzo de 2001 en Taiwán, las reliquias fueron exhibidas públicamente para que las personas experimentarán de estar ante su presencia y ser beneficiadas con puyas (ceremonia budista) así como también con bendiciones.

A medida que el interés creció, en 2004 la colección se dividió en dos partes: con una de las colecciones en Norteamérica y otra realizando giras en Europa. Desde que comenzó, las reliquias han sido exhibidas en 66 países en cinco continentes.

En el momento de la exposición las reliquias son puestas alrededor de una estatua dorada de tamaño natural del Buda Maitreya, representa el amor bondadoso, hay una pequeña explicación para saber de quién son las reliquias, de qué año y cómo logró su iluminación.

Los visitantes pueden participar en una ceremonia de bendición, donde las reliquias del Buda son colocadas de forma delicada en la coronilla de la cabeza, para recibir una bendición personal.

María, tuvo la oportunidad de asistir en México, en el Teatro del Pueblo, al proyecto Maitreya y presenciar las reliquias del Tíbet.

- “Yo me considero principiante en el budismo, he leído algunos libros, blogs, he comenzado a meditar, a practicar yoga, saber que iba a estar frente a las reliquias, era una emoción, un hormigueo en el cuerpo que sólo no puedo describir, supongo que así se sienten los católicos frente a la Virgen de Guadalupe en la Basílica”.

María continúa describiendo:

-Desde que entré al lugar, mis problemas se fueron, mi mente encontró el equilibrio para estar sin angustias y vivir el presente.  La gente que sonreía a mi alrededor me inspiraba tranquilidad, ser positivo y proactivo,  la fila para poder entrar era inmensa, esperar era efímero. Lo primero fue limpiarme a través del baño a Buda, la mano me temblaba, tomar la cuchara llena de agua para vaciarla en la pequeña figura, era una tarea complicada, los nervios, la felicidad, las vibras inexplicables hicieron el contexto perfecto para terminar de limpiar mi mente, mi corazón y disfrutar en todos los sentidos esta única experiencia.

-Atrás de mi venía una mujer mayor, unos 60 años aproximadamente, traía su biblia, veía las reliquias extrañeza, en su cara se percibía el miedo, me miró y dijo: “¿Tú crees en todo esto?”, después de un minuto de silencio sólo pude decir: “¿Y por qué no?”, creo que le faltó poco para decir que éramos herejes, pero me dio gustó ver cómo la curiosidad de ver piedras que salen de las cenizas de los Lamas atrae a gente de todos los cultos. Viví está experiencia hace un año, cuándo vino a México por primera vez, creo que todas las personas sin importar su creencia, culto, religión o práctica, deberían vivirlo.

Una vez esta exposición termine su gira mundial, las reliquias serán colocadas en el interior de un recinto dentro de la estatua gigante del Buda Maitreya. Esta estatua, aproximadamente del tamaño de la Estatua de la Libertad de Nueva York, estará ubicada en Bodhgaya, al noreste de la India. Su propósito será el ser símbolo para transformar y bendecir la mente y los corazones de todos los seres, un recordatorio de la necesidad de desarrollar la compasión y el amor compasivo en nuestro interior.

De acuerdo a las instrucciones de Lama Zopa Rimpoche, Guía Espiritual de la FPMT y del Proyecto Maitreya, las reliquias seguirán viajando por todo el mundo y también podrán ser visitadas en el interior de la estatua del Buda Maitreya.

Share This: