Recuento de liguilla

Carlos Gorozpe La Liga Mexicana parece haber despertado y mientras unos se preparan para llegar en su punto máximo a la Liguilla, otros empiezan a ver el próximo torneo como una opción más viable para hacer las cosas que dejaron de hacer en el Apertura 2011. Pero en nadie es más notorio que en los equipos ‘grandes’ del país; Cruz Azul, Chivas y Pumas, ya levantaron la mano como firmes candidatos al título. América, ni con el cambio Carlos Reinoso a Alfredo Tena es capaz de ganar en casa y aunque todavía tiene opciones de calificar, parece estar más cerca del sótano general que de la ‘Fiesta grande’.

Celestes y Rojiblancos nos regalaron un partidazo. La emoción no faltó y el primero en pegar fue Chivas; primero, cuatro jugadas de La Maquina que no terminaron en gol gracias en buena medida a Héctor Reynoso, lo que dio paso a una muy buena jugada que terminó con Marco Fabián poniendo medio gol para Omar Arellano que a velocidad entró al área enemiga y fusiló al meta Corona.

Al final, el colombiano Edixon Perea rescató el empate para los azules con un potente cabezazo que dejó parado a Michel. Tanto Cruz Azul como Chivas, dejaron claro que no esperarán la Liguilla para empezar a jugar al máximo nivel, no por nada son el 2 y 3 de la tabla general con el mismo número de puntos que el líder Chiapas que empató de último minuto a Tigres en el Volcán.

En lo referente al campeón Pumas, los auriazules parecen estar de vuelta sin dolencia alguna. Lo vivido ante Estudiantes fue un duelo ríspido, peleado, de garra; pero de eso, el equipo de Guillermo Vázquez sabe mucho y con un gol fortuito de Francisco Palencia, brincaron hasta el quinto lugar general y ya se preparan para recibir en el clásico al América.

Hablando de las Águilas, éstas simplemente dan pena. Tijuana los puso contra las cuerdas apenas a los 13 segundos y si no es por Christian Benítez que lo empató al 85, América hubiera vuelto a perder en casa. Las Águilas están a 5 puntos de la zona de clasificación y para colmo de males, de los siete partidos que le quedan por jugar, 3 son contra sus acérrimos rivales, dos de ellos en calidad de visita (Pumas y Cruz Azul).

Alfredo Tena no mejoró en nada al equipo, cambio de línea de 4 a línea de 5 argumentando una mejoría y de eso nada. En la defensa siguen dejando avenidas que Martín Bravo y su velocidad sabrán explotar al máximo el próximo sábado en Ciudad Universitaria. En la media cancha, Molina y Reyes no son capaces de robarle balones al rival, cosa que beneficia a Gerardo Torrado e Israel Castro que los esperan en la última jornada del campeonato. Pero más alarmante es lo que ocurre en la delantera, la falta de contundencia en momentos claves no deja en paz al América, que el 23 de octubre recibe a Luis Michel del Guadalajara, el mejor portero mexicano del torneo.

Sobre los otros posibles candidatos a campeonar, Jaguares ha hecho bien las cosas, aunque no lo veo levantando el título. Tigres no termina por gustar, aunque el Tuca Ferreti sabe un resto de cómo jugar feo y ganar y el Atlante que volvió a ganar de visitante parece que calladito, pero empieza a galopar como a Miguel Herrera le gusta, de forma ofensiva y con buen juego de conjunto.

Share This: