“Debemos construir un medio de comunicación que respalde los intereses de muchos”: Aleida Calleja

La radio pública  y su importancia en la sociedad como transformadora y formadora en nuestro país. Los deberes de la radio pública, su administración y manejo frente a los retos del nuevo gobierno.
Por: Miguel Arzate

La importancia de los medios públicos para la formación de una sociedad libre

En conferencia magistral, bajo el nombre de "La Radio Pública", Aleida Calleja Gutiérrez, directora general del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), instó a estudiantes, maestras y maestros, así como asistentes en general, a recuperar el espíritu del servicio público de la radiodifusión.   Desde el auditorio "A" de las instalaciones de una institución pública icónica, plural y heterogénea del ámbito radiofónico a nivel nacional, la directora manifestó la convicción de que los medios de comunicación públicos deben dejar de ser herramientas del gobierno o aparatos oficialistas al servicio de intereses privados.
La directora del IMER ha colaborado en medios como Etcétera, Zócalo y La Silla Rota. Foto:: Miguel Arzate

La autonomía es el tema primordial en la radio pública

Para Aleida, las implicaciones negativas que pervierten el carácter público de la radiodifusión son la poca o nula autonomía editorial, la escasa independencia económica, y la ausencia clara de mecanismos de participación ciudadana. Aunado a esto, el que la difusión radiofónica pública se encuentre cooptada por grupos en el poder, paralelos a este o que se relacionan políticamente con el gobierno en turno, imposibilita el pleno ejercicio del derecho a la información. A su vez, mencionó que al no acceder al pleno goce de lo que denominó como "derecho llave", una prerrogativa que permite el disfrute de otros derechos, se pierde la calidad democrática de lo informado y de quien se informa.
 

"La radiodifusión pública llevada a cabo de manera correcta y profesional debe priorizar la libertad de expresión"

Derecho social que permite, en conjunto con el relativo a la información, visto como el derecho no sólo al acceso a la información pública sino a los temas de interés colectivo, generar una sociedad libre. Fomentar, de acuerdo a la opinión de la exponente, que todos los grupos sociales, representantes de la pluralidad que defiende el servicio público de la radio, se formen una opinión sólida, argumentada y sobre todo libre.

Injerencia de intereses en medios privados

En lo referente a la problemática que atañe a los medios de comunicación públicos, Aleida contempló que el debate público se ve mermado por la influencia e injerencia de los intereses de los dueños de dichos medios. Por lo tanto, las fuentes de información accesibles se restringen y la pluralidad se vicia. Lo anterior inhibe la participación social, la exposición de demandas alternativas y diversas.

Pluralidad en la radio pública

Al hablar sobre la existencia de los medios comunitarios, indígenas y rurales, como opciones de la gama pública de radiodifusión, la conferencia tomó otro rumbo: "¿Por qué si esos medios los pagamos nosotros, no podemos escuchar otras voces que no sean las dominantes?"

La importancia de dar voz, de ofrecer las múltiples visiones, logrará que en México tengamos medios públicos plurales. Lo que debemos hacer es "coordinar esfuerzos para potenciar algunas cosas" y también "replantear la infraestructura para dar una mayor y mejor cobertura nacional"

"Hemos tenido medios públicos atomizados" sentenció Aleida, y ponderó la idea de crear un proyecto del Estado Mexicano, como ente público que contempla a la sociedad, para cobijar a los sectores olvidados y recordarle a los medios públicos su obligación: el respaldo y la prioridad a los intereses colectivos y sociales.
Aleida Calleja Gutiérrez. Fotografía de Miguel Arzate.
 

Los ciudadanos somos responsables de la información

A manera de cierre, Aleida ofreció revisar la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para cambiar todos los vacíos que dejan indefenso y sin herramientas al sistema público de la radio. Crear una política pública que coordine a todos los medios públicos federales en pro de una adecuada participación ciudadana, en busca de la necesaria pluralidad que nos permita "pensar en nuevas narrativas, lógicas, y la convergencia tecnológica".

Debemos "subirnos a las plataformas con información de calidad", acompañados de la sociedad, del gremio periodístico y de toda la fuerza social indispensable para subsanar a los medios públicos precarizados

El ejercicio público de la radiodifusión debe reivindicar la importancia del aspecto económico como sostén de las prácticas públicas, replantearse la necesidad de desechar las viejas prácticas que ya no funcionan, reposicionar a la radio pública como baluarte que se debe a la sociedad, y ganar audiencia con contenido atractivo. Aleida recalcó que el reto social es complejo, pero no imposible de realizarse. Con el ejemplo de la BBC de Londres y la ARB de Alemania, Aleida Calleja finalizó su intervención con la aseveración de que debemos "construir un medio de comunicación que respalde los intereses de muchos".  

Share This: