Phishing: peligro para la sociedad en redes sociales

El phishing en las redes sociales es una práctica peligrosa entre los jóvenes que si no se controla o se vigila puede traer graves consecuencias sobre todo en los jóvenes a nivel internacional.
Por Jessica Calderón
Las redes sociales y todo lo relacionado con las nuevas tecnologías  si no se usan de manera correcta y con las debidas precauciones, representan un peligro para las todas las personas sin importar su edad o su sexo pero sobre todo cuando hablamos de su uso por parte de niños y adolescentes ya que ellos son los más vulnerables.    

¿Qué es el phishing?

El phishing o suplantación de la identidad, es uno de los métodos más utilizados por ciber delincuentes para estafar y obtener información confidencial de forma fraudulenta. Este término existe desde 1996 y se dio a conocer por un grupo  de hackers que fueron noticia en su momento.

Phishing  proviene de la palabra inglesa fishing o pesca, haciendo alusión al intento de hacer que los usuarios "muerdan el anzuelo"

Phishing scam, hacker attack and web security vector concept. Illustration of phishing and fraud, online scam and steal
Phishing scam, hacker attack and web security vector concept. Illustration of phishing and fraud, online scam and steal

En la actualidad 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, tiene registrado que el 68.5 por ciento de los cibernautas mexicanos tienen menos de 35 años, es decir, los jóvenes y adolescentes son los que más contacto tienen con dispositivos móviles, también, el INEGI dio a conocer que el 59.5 por ciento de la población de seis años o más en México se declaró usuaria de Internet. La situación en nuestro país es que no existen aún los controles adecuados y cualquiera puede acceder a cualquier tipo de contenido online y proporcionar sus datos e información personal fácilmente en redes sociales y diversas plataformas en internet, la mayoría de las veces sin darse cuenta. Las redes sociales fueron creadas con la idea de poder ayudar a la gente de cualquier parte del mundo a comunicarse de una manera raída y en tiempo real para mayor interacción. Sin embargo,  también suponen un peligro ya que posibilitan el anonimato para realizar diversas acciones ilegales y peligrosas que lamentablemente vienen acompañadas de dolorosas consecuencias para los perjudicados.  

Modus perandi 

El estafador, mejor conocido como phisher, es un hacker que se basa en técnicas de ingeniería social, haciéndose pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial online. Por lo general en correo electrónico, sistema de mensajería instantánea, redes sociales -principalmente en Facebook-, y mensajes de texto vía telefónica.  A raíz de un malware o incluso utilizando también llamadas a celular y domicilio, aunque estas últimas ya casi no las utilizan debido a que en la actualidad es más difícil que caiga una víctima por medio de estas. Esta estafa puede ir desde el robo de una contraseña, información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria.

Lo más peligroso es el robo de  identidad de otra persona y generar amenazas basadas en la información, datos, imágenes y videos propios que el usuario ha compartido de manera voluntaria

Todo esto lo logran principalmente cuando los usuarios se conectan a redes WiFi abiertas en la calle, el transporte público, plazas comerciales y hoteles. Al conectarse el dispositivo electrónico a la red WiFi intervenida es cuando los victimarios tienen todo el acceso a toda la información personal de la víctima.  Los phishers se esperan a que las personas utilicen sus cuentas personales y las toman impidiendo que el usuario pueda volver a ingresar.

Los daños causados por el phishing son principalmente la pérdida del acceso de cuentas personales a pérdidas económicas sustanciales.

Actualmente solo en Estados Unidos, Argentina y Chile, se considera al phishing como un delito.

En el mundo

Durante el año pasado, 2017 ocurrió el ataque de phishing más grande en la historia, llamado WannaCry, en donde se hurtó información importante y afectó a más de 230 mil computadoras en 150 países.  Los más perjudicados fueron Rusia, Ucrania, India y Gran Bretaña, y España en donde se vio comprometido el servicio nacional de salud. Un estudio realizado en enero del presente año, por la empresa de tecnología MER Group en México, dictó que cerca de 1.5 millones de personas por día sufren de phishing, situación que genera pérdidas de hasta 110 mil millones de dólares en las empresas, pues menos del 50 por ciento de las compañías en el país, cuentan con personal capaz de enfrentar dicha problemática.  

Se recomienda a todos los usuarios:

Para evitar ser víctima del phishing,  debemos revisar siempre muy detalladamente la información personal que se va a compartir en redes sociales, no compartir más datos de los necesarios, en el caso de los niños o adolescentes un adulto es quien debe supervisar que portales visitan y que es lo que van a publicar, y por último evitar conectarse a redes WiFi abiertas en cualquier lugar.

Share This: