Narcocorrido: Representación social de los jóvenes

Por: Xoxhiquetzal Rangel

“El corrido es un fenómeno histórico-social, literario y musical que data desde el siglo XIX hasta la actualidad; cuyo origen  es explicado desde tres posturas principales: la hispánica, la indigenista y la mestiza, ya que fungió como un medio de información y reproductor de sistemas de valores y códigos a nivel, primordialmente, local o regional, con mayor presencia durante el periodo de la Revolución Mexicana”. Según una investigación del 2013 de la Universidad Autónoma del Estado de México titulado “El corrido mexicano: un fenómeno histórico-social y literario”.

El narcocorrido por su parte es un subgénero de la música norteña, que nace del corrido mexicano, que fundamentalmente trata de exaltar figuras, personas y eventos relacionados con el narcotráfico, no sólo buscan dar un carácter moral respecto a dicho tema, sino también mostrar vivencias típicas en las que se hallan envueltos sus personajes.

 Los Narcocorridos han sido más dominantes y populares en Sinaloa, Chihuahua, Durango, Tamaulipas, Sonora y Michoacán que son los estados  que a su vez han estado envueltos en temas de narcotráfico,  por este motivo la ley prohibió la transmisión de este tipo de música en las radiodifusoras y televisoras de dichos estados.

 El 24 Febrero 2016 el sitio animalpolitico.com sacó una nota en la cual anunciaban que Sinaloa prohibida los narcocorridos y suspendían los permisos para eventos masivos en sus municipios, destacando que desde el 2011 el gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, establecía a través de las reformas a la Ley de Alcoholes que los lugares que difundieran narcocorridos se les retirarían los permisos para vender bebidas alcohólicas, tiempo después la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó prohibir la difusión de ese tipo de música “no constituye propiamente una medida de combate al alcoholismo, sino que se inserta en el ámbito de la moral pública y el respeto a las buenas costumbres, lo cual es materia de los Bandos de Policía y Buen Gobierno”.

 Estoy en contra de que se hagan narcocorridos, porque sólo siembran violencia, ojalá y los autores dejen de agarrarse de ese tema que está de moda y que desgraciadamente les gusta a la gente, pero en el fondo saben que no dejan nada bueno porque sólo siembran violencia” declaró el cantante y compositor mexicano Armando Manzanero, titular de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) en una entrevista realizada en el portal  laopinión.com

La controversia que gira en torno a los narcocorridos radica en si este género musical fomenta o no la violencia y el narcotráfico, marcando un es estereotipo vinculando a los jóvenes que lo escuchan a ser personas que recurren a actos delictivos.

Tamazula de Victoria, Durango, es cabecera municipal en el estado, pero que se encuentra a una hora de Culiacán Sinaloa, ahí uno de los géneros musicales más escuchados son el narcocorrido.

Los jóvenes que  viven en el municipio de Tamazula de Victoria Durango, que están en un rango de edad entre los 15 y 24 años , son los principales consumidores de este género musical, muestran gran afinidad a las letras , debido a que han crecido en un ambiente donde se les ha inculcado el carácter del poder, dichos jóvenes muestran un comportamiento infundido por este tipo de canciones , adoptando un estereotipo similar a los protagonistas de las canciones .

“Los narco corridos se han vuelto parte de la cultura social de algunos estados del norte del país sobre todo en este municipio, donde la gente escucha a  Komander o a cualquier otro interprete de narcocorridos, para sentirse integrados a una forma de vida, o porque se sienten orgullosos de escuchar una canción que les gusta aunque no dimensiones bien lo que dice, entonces los niños más pequeños lo ven y siguen el patrón de conducta, lo normal en este pueblo” señaló Kevin habitante de Tamazula.

Para poder entender el fenómeno de la cultura del cultivo social que se vive ahí, hay que tener en cuenta que el municipio de Tamazula de victoria Durango es un lugar al cual el cable llegó hace 8 años siendo televisa el único canal visible, una falta de cultura por estudios ya que la primera escuela técnica “Tecnológico de Estudios Superiores de Tamazula Durango “fue inaugurada hace 3 años, el fenómeno de internet y acceso a redes sociales tiene tan solo 5 años.

Un lugar en donde y lo que menos les importa es leer un libro porque hay una cultura muy marcada de que “el que no trabaja no sale adelante”; así podemos llegar a entender cómo estalla la ideología por seguir un modelo como el que cantan las canciones, para poder olvidar la realidad social que se vive en el municipio.

Los narcocorridos tienen un gran alcance y seguidores, por el lenguaje que usan en las canciones y el estereotipo que manejan en sus videos , siendo internet actualmente el medio masivo de difusión de éste género, ha tenido un mayor alcance y aceptación por la sociedad de Tamazula Durango, ha sido mayor mente difundido por internet debido a la ley  que prohíbe la difusión en medios  masivo de comunicación como televisión y radio corridos que narran historias relacionadas con el tráfico de drogas (Astorga, 2005).

La licenciada en psicología Itze Montemayor egresada de la UJED (Universidad Juárez del Estado de Durango) explica que el efecto que produce el escuchar este tipo de canciones suele despertar en el joven una especie de idealización de identidad ya que promueve de cierta manera realizar mismas conductas, “comúnmente el joven recurre a este tipo de conductas para sentirse adaptado, sólo es una modalidad pero en sí no es por eso que cambian el comportamiento, sólo sería la imagen la que buscan cambiar, por que el video o la canción les vende una imagen de el hombre modelo; las representaciones sociales por ser un conocimiento que se desarrolla en el propio grupo social que las pone en práctica, tiene su origen en la actividad de estos grupos y en los miembros que la componen”.

Share This: