México Diseña

Por: Alejandra Cruz Yepez

Una gran propuesta para disfrutar de una tarde agradable y además poder comprar productos originales y totalmente mexicanos, es asistir a algunos de los bazares que poco a poco han comenzado a marcar tendencia.

Desde hace casi diez años, los bazares creativos comenzaron a dar la vuelta a la Ciudad de México con la finalidad de ofrecer artículos creados exclusivamente por diseñadores mexicanos independientes.

Todo comenzó en 2003 con el primer bazar de diseño alternativo “Bazar Fusión”, creado por los argentinos Carolina Kopeloff y Manuel Sekke, quienes buscaban llegar al público con un proyecto original; algo similar a las Ferias de Diseño que se organizaban en Argentina. A partir de entonces, fue que este bazar sirvió como modelo para la creación de proposiciones similares como: Vanitas, Retro Bazar, La Pura Vendimia, Incubus Visual, Pabellón del Diseño Mexicano, Bazar Mexicanitas, entre otros.

Falta de apoyo

Es usual ver una gran multitud de jóvenes asistir a estos bazares debido a los diseños innovadores y auténticos que se pueden apreciar en casi todos los artículos que se presentan.  Sin embargo, un sondeo realizado por estudiantes de Ciudad Universitaria a jóvenes de entre 18 y 24 años, indicó que solo el 20% compra productos diseñados en México.

La falta de publicidad y el desconocimiento de tiendas mexicanas, fueron la razón de porque ellos no consumían este tipo de artículos. Y es que aunque se ha hablado mucho del diseño y la moda mexicana en años recientes, es un hecho que la mayoría no consume producto de diseñadores nacionales y realmente no se conocen; pese a que existe verdadero talento, la falta de difusión y de consumo son una traba a la cual aún debe enfrentarse esta industria que aún está en pañales.

Otro de los obstáculos que se presenta es la falta de apoyo por parte de las autoridades; como se presenta en una publicación del Financiero, el costo para poder sacar un permiso puede llegar hasta los 30 mil pesos, un precio demasiado elevado para los organizadores de estos eventos.

¿Existen posibilidades para los diseñadores en México?

De acuerdo a datos de El Economista, en México existen más de 90 instituciones con planes de estudios de diseño de moda, pero solamente 13 poseen nivel licenciatura y el resto tiene nivel técnico.

Y aunque se presente la deserción como en otras carreras, en esta usualmente se debe al alto costo que implica cursarla o porque la realidad del trabajo es contraria a la visión que los estudiantes tienen en un comienzo.

Para los diseñadores mexicanos Jesús Ibarra y Bertholdo, uno de los principales problemas es la falta de apoyo y promoción “… no hay un seguimiento al trabajo de los diseñadores por parte del gobierno. Una participación aislada, no funciona.

En otros países, el Estado le apuesta a un grupo de creativos con apoyo total. Les ayudan a apuntalar un nombre y así generan una industria que produce ganancia. Aquí, sólo se maquila. Se copia lo visto en ferias fuera del país y estilos globales. Los inversionistas nacionales no apuestan por lo local, porque significa esperar más tiempo para recuperar su capital.”

Durante su participación en una conferencia, Ana Fusoni, consultora y experta en moda, señalo que en México sí se hace moda, pero que ha sido muy complicado, a diferencia de otros países.

Además como consejo, comento que algunos de los espacios comerciales que pueden ser aprovechados por los diseñadores mexicanos son: boutiques, venta onlines,  showrooms  y el comercio ocasional como el caso de los bazares.

En México hay talento, y los bazares ayudan para cosechar el talento y dar a conocer el trabajo de los nuevos diseñadores, dándoles la oportunidad de crecer y desarrollarse por sí solos; madurar y poder alcanzar el prestigio que tienen las marcas extranjeras en el país.

Share This: