Los Rode Duivels regresan

Gustavo García

La selección de Bélgica está teniendo uno de sus mejores momentos, tiene una generación plagada de estrellas. Están cerca de calificar al Mundial de Brasil 2014, son la sexta mejor selección del mundo según el ranking de septiembre 2013 de la FIFA, pero no siempre fue así, tuvo que vivir más de una década en la obscuridad, fracaso tras fracaso, viendo con envidia a sus vecinos: Alemania, Holanda y Francia, subcampeones del mundo en las últimas tres ediciones.

Han pasado once años desde su última participación mundialista de Corea-Japón 2002, donde quedaron eliminados en los octavos de final por Brasil, que a la postre, sería el campeón y 13 años de jugar la Eurocopa Bélgica-Holanda del 2000, aquella Euro sin dudas no trae buenos recuerdos para los belgas, después de quedar fuera en la fase de grupos.

Años dorados

La historia de esta selección está llena de altibajos, entre la década de los 80 tuvieron una época dorada, formaron un equipo capaz de competirle a las selecciones de clase mundial. En la Eurocopa de 1980, celebrada en Italia, la selección de Bélgica dejó fuera al anfitrión para poder disputar la final contra la República Federal de Alemania.

La gran final se jugó en el Estadio Olímpico de Roma, la selección de Alemania se impuso a la belga con dos goles de Horst Hrubsch (10’ y 88’) y el empate momentáneo lo había convertido Vandereychken por la vía del penal al minuto 72. A pesar de haber perdido, la selección de Bélgica hizo un buen papel, Jean-Marie Pfaff, Eric Gerets, Jan Ceulemans y compañía demostraban que esta selección estaba para grandes cosas.

Para la Copa Mundial de España 1982 la selección de Bélgica quedó fuera en la segunda fase del campeonato tras perder contra Polonia y la Unión Soviética. En la Eurocopa de Francia 1984 los Rode Duivels quedaron fuera en la primera ronda, después de perder contra el anfitrión, Francia de Michel Platini (que terminaría campeón), y Dinamarca de Michael Laudrup.

Así llegó el Mundial de México 86, donde Bélgica comenzó el torneo con una derrota de 2-1, los goles mexicanos fueron de Fernando Quirarte y, del dos veces pichichi, Hugo Sánchez. El descuento fue de Erwin Vandenbergh. Los Rode Duivels pasaron la primera fase después de ganarle a Irak y empatar con Paraguay, en los cuartos de final le ganaron a España 4-5 en penales. En semifinales perdieron contra la poderosísima Argentina con dos goles de Diego Armando Maradona. Así que la selección de Bélgica tuvo que jugar el partido por el tercer puesto contra Francia de Michel Platini, el equipo belga vendió cara la derrota y después de 90 minutos y un empate a dos goles, mandó el juego a tiempos extras, donde a los minutos 104 y 111 los franceses convirtieron los goles de la victoria. De esta manera Bélgica llegó a lo más alto en su historia, cuarto lugar en un mundial.

Los peores años

Bélgica logró calificar de forma consecutiva a los mundiales de España 1982 a Corea-Japón 2002, sin embargo, después de eso vinieron tal vez los peores años para ellos, la posición promedio de Bélgica es la 36 desde la creación de la Clasificación Mundial de la FIFA, pero en junio de 2007 el combinado belga llegó a estar en el puesto número 72, no logró clasificarse a las Eurocopas de Portugal 2004, Austria-Suiza 2008 ni Polonia-Ucrania 2012, mucho menos a los Mundiales de Alemania 2006 ni Sudáfrica 2010.

El sueño de Brasil 2014 está muy cerca.

El director técnico Marc Wilmots tiene en sus manos a una gran generación de futbolistas jóvenes, además de los experimentados Daniel van Buyten y Timmy Simons sobrevivientes del mundial de Corea-Japón 2002. Hoy son líderes del grupo A de las eliminatorias de la UEFA, con 22 puntos, seguidos por Croacia con 17 y Serbia con 11, hasta abajo vienen Escocia (8), Macedonia (7) y Gales (6), a falta de dos partidos, el más importante contra Croacia en Zagreb el 11 de octubre definirá si Bélgica regresa a un mundial y cerrará la eliminatoria en Bruselas ante el colero del grupo, Gales.

Estos jóvenes que vieron a Bélgica disputar el mundial del 2002 por televisión, cuando eran unos niños y soñaron con algún día estar ahí representando a su país, hoy ya no son promesas, todos son parte fundamental en el once de sus clubs, ellos son: Eden Hazard de 22 años, Thibaut Curtois de 21 años, Marouane Fellaini de 25, Axel Witsel (24), Vicent Kompany (27), Mousa Dembélé (26) Jan Verttonghen (26) Steven Defour (25) Christian Benteke (22) y Thomas Vermaelen de 27 años, forman parte los hombres consolidados.

Mientras que otros están buscando lugar en los mejores clubes de Europa, Kevin de Bruyne se está ganando la confianza de José Mourinho; Nacer Chadli llegó a los Spurs; Adnan Januzaj metió un doblete con el ManU y espera ganarse la confianza de David Moyes; Kevin Mirallas y Romelu Lukaku esperan ser protagonistas con Everton; Toby Alderweireld llegó al campeón de la Copa del Rey, al Atlético de Madrid procedente del Ajax, espera ganarse la titularidad en el equipo de Diego Simeone.

Sin duda no podemos dejar de observar lo que va a ser de Bélgica el próximo año, tal vez no tenga los reflectores que tendrán Brasil, Argentina, España y Alemania, pero la plantilla de seleccionados belgas que llegará a Brasil le podrá competir a las grandes selecciones, tal vez tengamos ahora al caballo negro, como en algún momento lo fue Croacia, o de alguna forma tengamos a una camada de futbolistas como los de España el mundial pasado. Lo único que nos queda es esperar a ver a los Rode Duivels en el Mundial para disipar todas nuestras dudas. Por ahora tienen que ganarle a Croacia el 11 de octubre y después esperar al 6 de diciembre para el Sorteo Final de la fase de grupos de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

Share This: