Llega World Press Photo a México con nuevas historias

Karen García Parroquín

Llega nuevamente el World Press Photo a enseñarnos lo que ocurre en el mundo a través de las imágenes. A partir del 30 de agosto y hasta el 29 de septiembre del 2013 se presentará la exposición de fotografías en el Museo Franz Mayer, ubicado en el centro de la cuidad de México.

Temas como los disturbios en Siria hasta la oposición contra los homosexuales, forman parte de lo que se ve en las imágenes expuestas. Pero no sólo eso, también se percibe el riesgo y la aventura de los fotoperiodistas que viajan y viven momentos de miedo para mostrarle al mundo una historia.

Este año el ganador a la mejor fotografía fue por Paul Hansen, el sueco que captó el momento donde, luego de un ataque israelí con misiles a Gaza, los cuerpos de un padre y sus dos hijos de 2 y 3 años de edad, son cargados en sus brazos por sus tíos para su funeral.

A pesar de la polémica que hubo en la fotografía ganadora de Paul Hansen por la posproducción y el retoque de imágenes, el encargado de la organización, Laurens Kortweg, dijo al respecto que éstas podían ser modificadas mientras no pasaran un límite de la ética.

“Equilibrio entre la emoción y la información que da la foto”.  Es lo que más de toma en cuenta por los jurados, pues es difícil investigar cada foto, dice Sarah Caron, fotógrafa francesa profesional.

En conferencia de prensa, Laurens señaló que el World Press Photo, ‘’es una celebración de la libertad de expresión’’, ya que los temas en las fotos, muchas veces no son mostrados en los medios como realmente se vive.

En esta ocasión, el mexicano, radicado en Estados Unidos, Javier Manzano obtuvo el tercer lugar  en la categoría Noticias de actualidad, con el reportaje "El asedio de Alepo", la cual muestra el enfrentamiento entre los rebeldes sirios y las fuerzas armadas en el suroeste de Aleppo, Siria.

Entre otras fotos ganadoras, está la imagen que muestra la tortura de 48 horas a un informante del gobierno hecha por la oposición en Siria, galardonada con el segundo lugar a imagen del año para el turco Ermin Özmen.

Sin embargo, una de las fotografías premiadas por historia e imagen fue la del fotógrafo Ebrahim Norooz en ‘Retratos/historias’, que cuenta la historia de una madre, Somayeh, que  tuvo que enfrentarse a un ataque con ácido al intentar divorciarse de su marido, lo triste de este relato es que la hija también pasó por los arranques del padre y ahora las dos muestran una cara deformada.

La muestra contó este año con la participación de 5 mil 666 fotógrafos de 124 países y 103 mil 481 imágenes. La organización independiente, World Press Photo, está compuesta por 144 fotografías ganadoras en nueve categorías: Personajes de actualidad, Noticias de actualidad, Temas de actualidad, Retratos, Temas contemporáneos, Vida cotidiana, Artes y entretenimiento, Naturaleza y Deportes.

Share This: