La normalización de la violencia hacia la mujer

La normalización de la violencia hacia la mujer

Por: Estefanía Tinajero

El mes pasado el grupo mexicano Café Tacvba dio a conocer que es probable que deje de tocar la canción “Ingrata”, por hacer referencia a la violencia contra la mujer. De acuerdo con el vocalista de la banda, Rubén Albarán “ las canciones son la cultura, y esa cultura es la que hace que ciertas personas se sientan con el poder de agredir, de hacer daño, de lo que sea.”

Las declaraciones de Alabarán hace cuestionar si en realidad una canción tiene el poder de incentivar la violencia de género y más en un país como México, en donde cifras  del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), señalan que de los años 2008 al 2015 murieron más de 28 mil mujeres, víctimas de este tipo de violencia.

Recientemente el Secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, declaró que 67% de las mujeres han sufrido violencia de género y en al menos un 47% de los casos fue perpetrado por su pareja.

No es la primera, ni última vez, que una canción sea criticada por su contenido, es muy común que en las letras de reggaetón y banda la violencia, especialmente hacía la mujer, sea un tema recurrente y es por eso que en cuanto a estos dos géneros musicales  esto es constantemente señalado, como es en el caso de Gerardo Ortiz  en el video se “Fuiste mía” o más recientemente el colombiano Maluma con la canción titulada “Cuatro babys”

Pero ¿qué pasa con la música pop y rock?  En muchas ocasiones olvidamos que la estos géneros también tienen letras que a veces son totalmente malinterpretadas o simplemente pasadas por alto. En algunas ocasiones las canciones llegan a convertirse en número uno y se deja a un lado el mensaje que tienen.

Algunos ejemplos son:

Blurred Lines  del año 2013 por el cantante Robin Thicke, la canción llegó a ser la número en los charts de diferentes países, entre ellos México, pero a pesar del éxito, la letra tenía un contenido bastante controversial.

El periódico The Guardian la denominó la canción más controversial de la década por su contenido en donde evoca al abuso sexual. Project Unbreakable, un proyecto fotográfico en donde víctimas de violación sexual ponen en letreros palabras que les dijeron sus abusadores durante el ataque, muestran en algunas fotos que  las líneas que son las mismas que las de la canción.

Otro ejemplo es la canción del grupo de rock Guns N’ Roses I used to love her que salió en el año 1998. Habla sobre un hombre que solía amara a una mujer y que después la asesinó y enterró.

De acuerdo con el sitio especializado en música, Consequence of Sound, Thomas Michael Wilhelm, del estado de California, mató a su novia después de haber estado escuchando esta canción. El grupo aclaró que la canción no fue escrita con una persona específica en mente y que en realidad trata sobre el perro del vocalista, Axl Rose.

Los clásicos de los ochentas como Every breath you take de The Police, no se salvan y se convierten en  un buen ejemplo. Lanzada en el año 1983 la letra es sobre un hombre que sigue y vigila a la mujer que “ama”, comúnmente es malinterpretada como una canción romántica. Sting, vocalista de la banda, durante una entrevista a BBC Radio One describió la canción  como muy siniestra y fea, ya que la escribió durante su divorcio.

Aunque para muchos sea difícil de creer que una canción realmente puede provocar hasta un homicidio,  en la actualidad de nuestro país la violencia de género cada día va en aumento. La Organización de la Naciones Unidas señaló que en México dos de cada tres mujeres son afectadas por esto.

El problema no sólo se basa en las letras de Café Tacvuba o The Police, pero el hecho de que haya una referencia a la violencia en sus canciones, sin que la gente lo note, crea una normalización a un problema que a pesar de ser bastante conocido, es muy ignorado por las autoridades y la gente.

Share This: