La Lucha Sindical

La Lucha Sindical

Nuestro país se ha visto manchado por escándalos sindicales en distintos rubros a lo largo de su historia, provocando cambios y movimientos dentro de la política mexicana, la principal causa han sido los malos manejos, es decir, corrupción, nepotismo y desvíos de recursos, así como el jugar de lado a lado con el fin de beneficiar algún actor de la vida pública. Por: Gerardo Álvarez García

octagon
El luchador Octagón. Foto: Germán Canseco

Hasta hace unos días el  ámbito deportivo se había tardado en estallar con acusaciones de esta índole, pero la muerte del líder sindical de la Empresa Mexicana de Lucha Libre hoy CMLL, Jesús Alvarado Nieves ha provocado que la polémica envuelva al deporte espectáculo y no dentro de un ring, sino dentro de las salas de juntas de la empresa.

Posteriormente al fallecimiento del Brazo de Oro, la empresa del Consejo Mundial de Lucha Libre pidió tiempo para asignar al líder interino de su sindicato, mientras eso sucedía las declaraciones de luchadores sobre la gestión del jefe de los Alvarado eran positivas, lo describían como una persona sencilla que siempre veía por el bienestar del gladiador, unido y en pro del gremio, como esa voz que se encargaba de dialogar con Francisco Alonso Lutteroth.

Conforme avanzaron los días se destapó la cloaca, como suele pasar tras la muerte de un jefe, distintos bandos se disputan el poder, fue ahí cuando algunos luchadores como Último Guerrero levantaron la voz en contra de la gestión de Jesús Alvarado Nieves, asegurando que el Sindicato de luchadores era utilizado para beneficio personal y como negocio, además de ser parte del control que ejerce don Paco Alonso ante los gladiadores,  cosa que en nuestro sindicalismo nacional es bastante creíble.

Gracias a esto, el grupo que aún ostentaba el poder, encabezado por el hijo del antiguo líder, Felipe de Jesús Alvarado Mendoza (la máscara), actuó con uno de los hechos más lamentables de los últimos tiempos en la lucha libre, junto a sus primos y tíos, destruyeron el automóvil del luchador lagunero.

Días después, por medio de un comunicado oficial el CMLL informó que el encargado interino del sindicato sería Nitro, esto hasta que en el mes de diciembre se realicen las elecciones, en las cuales se escucha en la Arena México que Último Guerrero es favorito pese a que el dueño de la empresa no lo ve con buenos ojos, asimismo, en el mismo comunicado se daba a conocer que los integrantes de la dinastía Alvarado (Máximo y La Máscara) y Bobby Villa dejaban de ser parte del roster estelar de la empresa, dejando vacantes los campeonatos que los hijos de los brazos ostentaban.

Sobre el vandalismo, los Alvarado se han conformado con decir que el Guerrero se lo buscó, por andar hablando de más, mientras en el CMLL las bocas permanecen cerradas, pues Paco Alonso esperaba fuese el hijo del Brazo de Oro quien continuase en el sindicato, comprobando que las cosas no son tan limpias como en un principio se nos dijo, por el otro bando, los daños fueron materiales, solo el auto, pues el oriundo de la comarca lagunera sigue siendo de los favoritos para este cambio del Sindicato de Luchadores.

Share This: