“La historia de Adán y Eva es la primera fake news”

“La historia de Adán y Eva es la primera fake news”

Por: Laura Jiménez

Margarita Solano (fundadora del portal Lo Político), Homero Campa (Coordinador de Información Internacional de Proceso), Marco Gonsen (Editor General de Excélsior) y Marcela Vargas Reynoso (Revista Gatopardo) coinciden en que el tema de las “fake news” no es nuevo sino que existe desde los inicios del periodismo, aunque en la actualidad es más fácil su difusión; “la historia de Adán y Eva es la primera fake news” dijo Gonsen. La conversación se dio cita en el Centro Cultural Bella Época por el 68 aniversario de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García.

Este tema está en apogeo, decir “fake news”, en lugar de traducirlo a “noticias falsas” se debe a que el centro de la discusión se dio luego de que el actual mandatario de Estados Unidos, Donald Trump llamó así a las notas de la prensa que diferían de su discurso y eran críticos.

Las noticias falsas abundan por la red y causan una información errónea; lo fines de las fake news pueden tener una Intención política o simplemente buscan generar tráfico que es igual a más vistas y más ingreso para el medio.

Pero, ¿quiénes son los culpables de la desmedida difusión de noticias falsas? Algunos culpan a Facebook porque no es un medio de comunicación sino una plataforma para compartir experiencias y emociones; su función no es informar, aunque muchos usuarios la utilizan como tal y se dejan llevar por notas con entradas amarillistas. Al problema de las fake news se suman los falsos lectores que comparten links sin haber verificado el contenido, no leen más allá del primer párrafo o no pasan de los 140 caracteres que ofrece Twitter.

Además de que es necesario contar con lectores críticos, es indispensable que el medio se guíe por el rigor y el profesionalismo. En el portal de Lo Político se verifica cada crónica y reportaje de manera que la información de cada fuente anónima debe ser  respaldada; éste proceso de verificación a llevado a los colegas de Margarita Solano a decirle que “el periodismo es un acto de fe”.

No hay una verdad absoluta de los hechos, hay versiones de la realidad, el periodista debe tener fuentes sustentadas y argumentos que sostengan el texto, “no hay notas objetivas pero sí notas irrebatibles”, mencionó Homero Campa.

Marcela Reyes comparte la importancia de hacer la verificación de la información que se publica, pero destaca la diferencia entre la versión impresa de la Revista Gatopardo y su versión digital pues para la versión web se acortan las notas porque se busca adaptarse al lector, crear un público nuevo o enganchar al lector casual. Es necesario, dentro del medio, repartir responsabilidades para evitar los errores que puedan causar una información errada.

El papel que desarrolla el reportero multimedia de toma fotografías, escribir y editar no lo exenta del rigor periodístico. “Hay una responsabilidad de verificar la fuente sin buscar excusa en la inmediatez” dijo Solano.

No hay una cifra exacta de cuántos blogs, portales o sitios web de noticias se generan a diario, según Internet Live Stats  existen en promedio 1 mil 191 millones de sitios web en el mundo y la cifra es creciente, según la revista Forbes. De éstos, las noticias que más se leen no son las de información trascendente, regularmente son notas sobre belleza, salud o entretenimiento.

Distintas plataformas han surgido para evitar las noticas falsas, como Snopes.com y Politifact que son verificadores de hechos. Facebook busca agregar a su plataforma un verificador para evitar la circulación de las fake news por medio de estos programas.

Para contrarrestar las fake news tenemos que regresar a las reglas básicas del periodismo, que no es dar la espalda a la tecnología, sino combinar lo mejor de los dos mundos aprovechando las ventajas de la era digital pero contextualizando los hechos. La ética y técnica sobre el conocimiento para ser un buen profesional.

Share This: