Futbol mexicano: el negocio de los dirigentes

Hoy en día, asistir a un partido de futbol mexicano ya no es tan económico como hace 10 años, cuando los boletos costaban entre 75 y 110 pesos. En la actualidad es más caro.

Por: Ángel Santillán

El futbol mexicano y el negocio deportivo

Un ejemplo es en Ciudad Universitaria –campo de los Pumas de la UNAM- los boletos van desde $110 en cabecera, planta alta y palomar y $260 la planta baja. Al entrar al estadio la cerveza cuesta $90, las papas $45 y la nieve $35, refrescos y agua $30. Para una familia de tres integrantes eso representa gastar entre 800 y 1200 pesos por un partido.

Los estadios del futbol mexicano. Negocio para los dueños. Cortesía: Plano Deportivo

Sistema de competencia

Lo lamentable de esto es que los equipos del futbol mexicano cada vez se preocupan menos por el espectáculo. Esto se debe por el sistema de competencia, donde a lo largo de 18 jornadas se fomenta la mediocridad de los equipos, quienes especulan cuando salen a una cancha rival, dejando el buen juego en segundo término. La Liga MX lo hace para generar más recursos (aumentando los 608.9 millones de dólares en que está valuada, de acuerdo al sitio transfermarkt)  Ver más
futbol-y-dinero1
Las canchas mexicanas. Cortesía: Rodolfo Hernández

Gasto promedio de una familia mexicana

Una familia de tres gasta entre 800 y 1200 pesos para asistir a un partido “molero” de fecha 3. Los dirigentes y dueños de la Liga juegan con el bolsillo de las personas, ya que el máximo nivel de ésta es en la Liguilla, pues los 8 equipos definen sus aspiraciones por el campeonato en dos partidos, además de que los goles de visitante valen doble. Hacer goles es la prioridad. Mientras en el torneo van por el puntito para mantenerse -los tres puntos si están de locales- aquí es el pase a la siguiente ronda.

El futbol mexicano ya no es del pueblo

El máximo nivel no es en el torneo regular. Esto no es un llamado a los dirigentes de la Liga, es un llamado a las personas para que se pregunten si vale la pena gastar ese dinero. Hoy, el salario mínimo en México es de 88,36 pesos. Lo que equivale el sueldo de un hombre de familia de aproximadamente 2,100 pesos. Con ello, asistir al estadio representa gastar casi el 60% del sueldo. El futbol en México -deporte “popular del pueblo”- es un verdadero lujo.

Share This: