¿Fue el FBI culpable del suicidio de Ernest Hemingway?

¿Fue el FBI culpable del suicidio de Ernest Hemingway?

Por: Leonardo Miguel Chavarría Villalba

Ernest Hemingway (1899-1961) era amo de cuarenta gatos en Finca Vigía, en La Habana, pero entre los mininos había uno especialmente violento que atacaba a las demás mascotas. Había que matar a ese salvaje felino antes de que él asesinase a los otros. Los sirvientes de Hemingway ofrecieron ser los ejecutores del sacrificio, sin embargo, el escritor les contestó: “A los míos los mato yo”. Acto seguido acabó con la vida de su gato con un disparo de escopeta. Debido al ruido, los sirvientes subieron apresurados a la torre donde se llevó a cabo laejecución. Hemingway estaba llorando junto al cadáver pulverizado de su mascota.

Reportes médicos de 1991 indicaron que Ernest Hemingway había sido diagnosticado de hemocromatosis a inicios de 1961, enfermedad hereditaria que también padeció su padre, quien de igual forma se había suicidado. La familia del escritor ha tenido un alarmante historial de suicidios: sus hermanos Úrsula y Leicester también habían muerto por su propia mano. Por ello se cree que el causante de todo fue el padecimiento de su padre.

Ahora, nuevas evidencias sugieren que hubo un factor distinto─ignorado en aquel entonces─ que pudo haber consumadola demencia de Hemingway. En 1980 la FBI hizo público un archivo especial sobre una investigación que se le llevó a cabo al escritor. El registro fue evidenciado gracias a una solicitud de informaciónrealizada por Jeffrey Myers[1], ex académico de la Universidad de Colorado. Ello confirmaba que, efectivamente, Hemingway, estaba siendo indagado por sus actividades políticas.

Entre aquellas actividades, el archivo de 124 páginas de la FBI reveló un dato importante: Hermingway había sido financiado por el gobierno de Estados Unidos para fundar una red de espías anti fascistas llamada “TheCrook Factory” para hacer frente a los pro nazis.

Para esto, Hemingway había reclutado a 26 informantes (refugiados leales a la Segunda República de España) durante estancia como corresponsal en la Guerra Civil Española. Él y sus espías habían volado hasta Cuba cuando Francisco Franco tomó el poder en 1939. La tarea de aquellos repatriados era desmantelar a los apólogos de los gobiernos fascistas de Alemania e Italia[2], así como del régimen franquista. Sin embargo, luego de varios conflictos y hostilidades con la policía cubana y con la FBI, TheCrook Factory fue desmantelada en 1943[3]. A pesar de ello, Ernest Hemingway continuó con sus operacionesde forma independiente.

En los archivos, Hemingway había sido catalogado como un comunista. Aunque sin pruebas en la investigación, el ex académico Jeffrey Myers explica que se encontraron registros el otoño de 1940 donde el nombre de Ernest Hemingway estaba incluido en una lista de individuos que habían estado relacionados con diversas actividades comunistas.

El autor de Por quién doblan las campanassufría paranoia por el constante acoso: laFBI ya lo investigaba por su estrecha relación a Cuba[4] y por sus actividades comunistas. Cercanos a él creían que sus declaraciones eran fruto del delirio, ya que en esos años al Premio Nobel de Literatura lo embargaba un evidente trastorno mental.

“A los míos los mato yo” pareció ser un principio que Ernest Hemingway lograría cumplir hasta el día de su muerte. No darle la oportunidad a la enfermedad, al tiempo, ni a otros, de acabar con él. Años después, en Idaho, Estados Unidos, Hemingway cometería suicidio de la misma forma que mató a aquel gato violento. La muerte implacable hecho con las propias manos de un escritor implacable.

 

[1]Beaumont, Peter (2011) Fresh claim over role the FBI played in suicide of Ernest Hemingway, The Guardian

[2]Mitgang, Herbert (1983), Publishing F.B.I. File on Hemingway, The New York Times

[3] Ibídem.

[4] Beaumont, Peter (2011) Fresh claim over role the FBI played in suicide of Ernest Hemingway, The Guardian

Share This: