Florence Griffith Joyner, una mujer más rápida que la velocidad de la luz

Florence Griffith Joyner es considerada una de las mejores atletas de todos los tiempos en el mundo del atletismo

Por: Giovanni Franco

Florence Griffith Joyner, a 20 años de su partida

El 21 de septiembre de 1998, falleció una de las deportistas olímpicas más importantes de todos los tiempos, en medio del misterio y suspenso. Florence Griffith Joyner recaudó muchas marcas, rompió brechas de género y dejó un legado en el mundo entero, gracias a su velocidad generada en las pistas de atletismo. La deportista era mundialmente conocida como “Flo-jo”, debido a sus iniciales.
foto: Houston Chronicle

El 21 de septiembre de 1998, falleció una de las deportistas olímpicas más importantes de todos los tiempos, en medio del misterio y suspenso. Florence Griffith Joyner recaudó muchas marcas, rompió brechas de género y dejó un legado en el mundo entero, gracias a su velocidad generada en las pistas de atletismo. La deportista era mundialmente conocida como “Flo-jo”, debido a sus iniciales.

Sus primeros pasos en la velocidad

El 21 de septiembre de 1998, falleció una de las deportistas olímpicas más importantes de todos los tiempos, en medio del misterio y suspenso. Florence Griffith Joyner recaudó muchas marcas, rompió brechas de género y dejó un legado en el mundo entero, gracias a su velocidad generada en las pistas de atletismo. La deportista era mundialmente conocida como “Flo-jo”, debido a sus iniciales.

Creció en una familia de bajo recursos, fue la séptima de 11 hermanos. Desde temprana edad, Joyner tuvo interés en el atletismo, quien compitió en las carreras de su escuela, incluso vencía a hombres y personas mucho mayores que ella. Su estatus económico no era del todo bueno, pero eso cambiaría cuando recibió una beca de la Universidad de California (UCLA). Bob Kersee se convirtió en su entrenador para ayudarla a destacar en un grado mayor, donde ganaría varias carreras a nivel estudiantil y colegial.

Los Ángeles 1984 y los 200 metros empezaron a escribir una nueva historia

Foto: Diario Telegraph

Un año antes de los Juegos Olímpicos en Los Ángeles 1984, Joyner obtuvo la cuarta posición en el Campeonato de Atletismo, celebrado en Helsinki. Para la justa olímpica, donde Estados Unidos fungiría como país anfitrión, logró la presea de plata en la categoría de los 200 metros y el mote de leyenda empezó a sonar para la corredora. Tiempo después, contrajo matrimonio con su esposo, Al Joyner, pero eso no la distrajo para seguirse preparando de cara a  los próximos Juegos Olímpicos en Seúl 1988 y lo que viniera.

Seúl 1988, la leyenda se consagraba

Foto: Neil Leifer

Los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, fue la edición que marcó la grandeza para Florence Griffith Joyner. Durante el evento deportivo, la corredora cosechó cuatro preseas. Tres de oro en los 100, 200 y 4x100 metros; mientras obtuvo una de plata en los 4x400. No obstante, rompió el record mundial en un par de ocasiones en los 200 metros, al finalizar con 21,34 segundos y consiguió una nueva marca internacional. También lo obtuvo en 100 metros, otra disciplina que dominó; ya que logró el tiempo de 10,79 en Indianápolis, dejando de lado a su compatriota Evelyn Ashford, récord que a la fecha permanece vigente.

El retiro de las pistas

Foto: News18

Culminada la actividad en los Juegos Olímpicos en Seúl 1988, Joyner decidió retirarse del atletismo. Su trabajo es recordado gracias a sus récords y velocidades. En aquel tiempo, sacaron al mercado una muñeca con su imagen nombrado “Flo-jo”, en su honor y como se le conocía. Las marcas que ostentó en los 100 y 200 metros planos fueron inalcanzables para otros competidores, lo que dejó una prueba difícil de superar.

Un muerte muy misteriosa

Foto: CNN.com

El 21 de septiembre de 1998, murió a causa de una apoplejía cerebral. Su muerte causó controversia en el mundo del deporte, debido a que se levantaron sospechas y rumores de que su deceso habría sido por todas las sustancias que consumió en su etapa como atleta. Durante ese tiempo se le practicaron estudios, autopsias para determinar cual fue la razón. Los doctores dictaminaron que no encontraron ninguna sustancia dentro de su organismo previo a su muerte, por lo que descartaron que su fallecimiento fuera por consumo de drogas o anabólicos para mejorar el rendimiento. Finalmente, el informe oficial que entregaron a las autoridades fue por un ataque al corazón mientras dormía.

Sospechas del dopaje

Foto: Revista Vogue

Tras su sorpresivo retiro en 1988, un año después se instauró el control de antidopaje sorpresa, para registrar si algún atleta incumplió el reglamento sobre el control de sustancias prohibidas, quienes empezaron a sospechar acerca de sus logros. En esos años, Florence Griffith Joyner fue cuestionada al mostrarse más delgada, con una masa corporal menor, y hasta para algunas personas, parecía más hombre que mujer.

Su esposo desmintió todos esos dichos y sostuvo que todo eso lo consiguió a base de sus entrenamientos, quien le dedicaba hasta un día completo. La velocidad del viento la consideraron como un factor para llegar hasta la meta en un tiempo irreconocible.

El Legado de Florence Griffith Joyner

Foto: Wikipedia

Para muchos es una de las atletas femeninas importantes en el atletismo. Florence Griffith Joyner fue una mujer adelantada a su época, pese que falleció a una temprana edad. Los 100 y 200 metros planos se rindieron ante los pies de una joven que luchó por muchos años para lograr una medalla olímpica. Récords, sustancias para mejorar rendimiento, reconocimientos, eso catalogó a “Flo-jo” a la fama.

Fue la mujer más veloz del mundo, tanto que la compararon con Carl Lewis. Ni atletas como Marion Jones, Cathy Freeman, Caster Semenya, han tenido ni han roto sus marcas que le dieron la historia en el deporte olímpico. Luchar contra barreras, crecer en medio de un barrio con adversidades, trabajar y entrenar hasta conseguir medallas, es lo que catapultará el legado de Florence Griffith Joyner.

Share This: