El Porche del millón de dólares

Deja lo que estás haciendo por un momento y pon atención, que si tienes un millón de dólares y estás dispuesto a invertirlo en un auto, la casa de subastas Gooding & Co de la Isla de Amelia en la costa oeste de Estados Unidos, ofrece al mejor postor unos de los Porsche 911 más radicales y con mayores prestaciones de la historia. ¿Te interesa?

Por: Pablo Monroy

Se trata de uno de los 17 Porsche 911/993 GT2 destinados al mercado japonés, de una producción total de 57 unidades que se empezó a construir en marzo de 1995. De ahí que el precio hoy en día sea tan elevado. Pero no sólo el número limitado de autos construidos lo vuelve costoso, la ingeniería del vehículo y los avances tecnológicos de la época son un verdadero "puñetazo" en la cara.

Este superdeportivo nació por la necesidad de homologar los autos del circuito de carreras de Gran Turismo internacional para su uso en las calles, aprovechando características disponibles de otros autos de Porsche. Se tomó como base al modelo 993 Turbo y se eliminó una de las cualidades de este coche: la tracción integral fue eliminada y se dejó la tracción trasera. del modelo 911/993 3.8 Carrera S, se aprovechó el trabajo del chasis, suspensión y la aerodinámica.

Si resultas ser el valiente nuevo dueño de este biplaza de apenas 1350 kilogramos, gracias a las puertas echas de aluminio, aletas y fascias de vidrio, podrás disfrutar del sonido de su motor bóxer de 3.6 L. biturbo sobrealimentado en tu cochera, el último motor de Porsche refrigerado por aire, antes de dar paso a la refrigeración líquida y desbocar sus 430 caballos de fuerza (con la ayuda de la caja manual de 6 cambios) a las ruedas traseras, que calzan unos neumáticos 285/35 ZR 18 y 235/40 ZR 18 en las ruedas delanteras.

Con mucha tenacidad y un juego de ropa interior extra, podrás llevarlo a su velocidad máxima de 295 km/h o realizar el cero a cien en tan solo 4.4 segundos. El rasgo más distintivo de este Porsche es el enorme alerón trasero de doble perfil, que si te detienes un momento, observarás dos entradas (una de cada lado) por las que el motor toma el aire.

Ahora que conoces las prestaciones de tu nuevo auto, estará de más decirte que ha tenido una vida encantadora de apenas 22 mil millas registradas (poco más de 35 mil kilómetros) en Japón, donde permaneció hasta el año pasado, antes de su llegada a Estados Unidos en donde ha permanecido en una sala con clima controlado y con uso moderado por miedo o por amor. Sospecho que es por la primera.

Se espera que en la subasta, programada para los primeros días de este mes, el auto alcance los 1.2 millones de dólares. Apresúrate y podrás pasar de ser un desconocido, a ser un desconocido que va abordo de un Porsche 911/993 GT2.

Share This: