El fatídico descenso del River Plate

Marco Antonio Martínez Niño de Rivera Después de aquel fatídico 26 de Junio del 2011, en que el balompié argentino, se enlutó de forma dramática tras ver descender al equipo de River Plate al torneo de la “B” Nacional al perder un juego de promoción contra el Belgrano de Córdoba con global de 3-1, “los millonarios”, como también se le conoce a uno de los grandes de Argentina, decidieron tomar acciones radicales para rescatar al equipo y llevarlo de regreso a la élite del balompié nacional. Entonces el presidente de la institución deportiva, Daniel Pasarella, manifestó que habría cambios en la institución, como por ejemplo que el técnico que estaba a cargo en ese momento Juan José López (ex técnico de Talleres, Unión, e Instituto de Córdoba) dejaría su cargo y que sería el ex jugador de River,  Matías Almeyda, su nuevo director técnico. Una de las cosas que empañó el entorno de la Institución fue la fraudulenta administración de José María Aguilar, quien decidió vender a varios jugadores de plantel como: Erik Lámela,  Javier Mascherano, Fernando Cavenaghi, Luis Oscar González, Martín Demi chelis, Gonzalo Higuain, Andrés D Alessandro, además del retiro de Leonardo Astrada como jugador en activo. Aguilar, también pecó de soberbia  ya que siempre pensó en posicionar al equipo millonario, entre la élite del futbol mundial y argentino, no importando, que vendiera a sus figuras a precios estratosféricos al futbol europeo  como fue el caso del volante Fernando Beluschi quien fue vendido y del que se reclama que Aguilar debía pagar 3.5 millones de dólares por presunto fraude en la venta del medio campista al club Olimpiakos de Grecia. Además de que también se presentó otra demanda contra el presidente del club por daños y prejuicios, también le llovió sobre mojado a Mario Israel,  otro ex directivo acusado por mala conducta y negligencia en el plantel. Pero en fin, ahora con Pasarella como presidente el cuadro de “Las Gallinas” buscará a partir de este año tratar de borrar la mala imagen que acaeció tras su descenso y volver por sus fueros al lugar que por historia y nombre le corresponden dentro de las grandes del balompié argentino, sudamericano y mundial. River Plate, el equipo gloria del pueblo y del que tiene muchos hinchas alrededor del mundo desea recuperar y limpiar esa mancha oscura, negra y deshonrosa llamada “descenso” en 2011  configurándola a partir de ahora al ganar el pase a la final del torneo nacional de 2012-2013  y así obtener el campeonato del futbol criollo, un campeonato que serviría para limpiar esa mancha fatídica del descenso. El pueblo millonario lo siente, lo vive y lo disfruta como si fuera cada juego, el último que verían en su vida, y es que River significa algo muy especial en el alma y corazón de los argentinos, significa entrega y pasión, pero sobretodo pertenencia y felicidad de algo que estará en el corazón, mente y espíritu del pueblo futbolero argentino.

Share This: