El cambio de estilo

Daniela Villalobos Flores

La futura primera dama de Francia ha causado revuelo y acaparado las cámaras y reflectores al ser la mujer que sucederá a Carla Bruni.

Valérie Trienweiler de 47 años de edad; periodista y actual pareja de Francois Hollande (quién el próximo 15 de mayo asumirá la presidencia francesa) ha causado un gran revuelo y no sólo será cuestión de hombres o de política, pues este hecho también se ha convertido en una gran polémica por el cambio de estilo en el Palacio de Eliseo.

Un cambio femenino del que no mucho se sabía y una figura de la que poco se hablaba a pesar de que fue la fiel acompañante del político en toda su campaña, su destape fue cuando Hollande tras ganar las elecciones y al terminar con su discurso de victoria Valérie subió al escenario con un ramo de rosas que le entrego al ganador después de besarlo.

La mujer que remplazará a Carla Bruni, ex modelo y cantante, mucho se ha dicho que tiene la elegancia y preparación que el puesto requiere, pues luego de haberse desenvuelto en el ámbito político por más de veinte años como periodista especializada en los asuntos políticos del país, sin duda un sector que llegó a conocer a la perfección.

Qué va de los reflectores, cámaras y estudios de grabación, a las plumas, libretas y escritos de interés público, dos personalidades completamente distintas que ha causado sensación en la prensa de espectáculos francesa. A diferencia de Bruni, Valérie Trierweiler se crió en una familia de poco dinero, junto con cinco hermanos, en una pequeña ciudad del oeste de Francia, su padre fue víctima de accidente de mina en 1944 y quedó inválido.

La pareja se conoció a finales de los años 80 y aún que no se han casado, llevan varios años juntos siendo ella su brazo derecho y confidente.

En su vida personal, Trierweiler está divorciada dos veces y es madre de tres hijos de 15, 17 y 19 años. La primera dama ha declarado que no quiere depender del Estado francés para atenderlos, por ello, dijo, planea seguir trabajando como periodista. Pero muchos especulan sobre qué pasará ahora que ella se encuentre del otro lado del espejo.

Share This: