Dos días de ritmos electrónicos

Dos días de ritmos electrónicos

Por: Mariana Lagunas

Los pasados 24 y 25 de febrero el escenario del Foro Sol se llenó de ritmos electrónicos, luces y ambiente festivo con la llegada de la cuarta edición del Electric Daisy Carnival (EDC), el más importante festival de música electrónica que se lleva a cabo en nuestro país.

Poco a poco las celebraciones musicales han tomado carta de naturalización en nuestro país y se han vuelto ya parte de las actividades lúdicas. Así, en unos días se llevará a cabo el Vive Latino que llega a su mayoría de edad. Pasamos ya por el Bahidorá y faltan encuentros como el Pal norte, el Corona Capital y aún festejos como la Cumbre Tajín y otros más.

Cada celebración musical tiene a su público representativo y su ambiente particular. El EDC se caracteriza por el público joven, que busca entrar en sintonía con los ritmos y contrastes musicales. Todo se resuelve con una sonrisa y una diadema de flores en el pelo.

Desde las dos de la tarde las notas de los primeros dj’s llenaron el lugar. Los escenarios Kineticfield, Neongarden, Wasteland, Dos Equis Stage, Upside Downhouse y regresó el Boombox Art Car, el carrito en forma de grabadora que se movía entre escenarios con la participación de Max Neyra, Freyre Crisanto, Josefono L. Telefono y Kepkler, entre otros.

El festival contó, además de los cinco escenarios fijos y el móvil, con varias posibilidades de pasarla bien. El EDC Town ofreció la posibilidad a que quienes quisieran aprovechar el ambiente generado por la música electrónica y la convivencia musical, para que se casaran en la capilla que había en el lugar. Ahí mismo podían mandar la postal del recuerdo a quienes quisieran.

Creadores como Adriana Lucia, Broz RDZ, Jessica Audiffred, Kayzo, Tuneboy estuvieron ofreciendo autógrafos y hubo la oportunidad de que sus admiradores compartieran un poco de tiempo con ellos.

Cada vez más cunde la idea de la inclusión y de que todos tenemos el mismo derecho para disfrutar de estas experiencias. De esta forma el EDC ofreció durante sus dos días la zona Restart para que las personas con alguna discapacidad pudieran disfrutar sin preocupaciones de la música.

Entre cada escenario, sin orden fijo, también pudieron verse obras de arte que buscaban crear nexos entre la naturaleza y la tecnología.

Como nunca falta que llevamos mochilas u otros objetos que terminan por volverse estorbosos, sobre todo después de horas de bailar al ritmo de beats electrónicos, esta vez los organizadores ofrecieron lockers. Aunque se tuvo que pagar 280 pesos por hora tener un espacio para tus cosas.

Si en algún momento los asistentes querían algo diferente, pudieron subirse a los juegos mecánicos que estuvieron distribuidos en el espacio del Foro sol. Así había atracciones como Spider, Orbiter, Torre, Wild Mouse, Swings, Twister y Booster. Siempre hay espacio para que salga a relucir nuestro niño interior.

El EDC es un espacio para los jóvenes y la música que explota el uso de la tecnología, por lo que ésta debe estar presente y con un lugar destacado en el festival. Los asistentes pudieron hacer uso de la app oficial del EDC. Está disponible tanto para iOS como para Android y con ella se pudo planificar, consultar y ver todo lo relacionado con el festival. Desde horarios, hasta ver quiénes actuaban en cada escenario fue posible.

También los asistentes pudieron hacer uso de estands especiales para cargar los celulares. Ahora parece que las experiencias musicales no están completas sino hay un registro con el celular.

Además, signo de nuestros tiempos, se permitió el uso de los selfies sticks, que parecen antenas de las personas que buscan difundir las imágenes que captan.

El primer día destacó la participación de DJ’s como Chris Lorenzo, Code Black, Kayzo, Sak Noel, Martin Solveig y una de las bandas más esperadas, Major Lazer, la cual cerró las actividades del escenario Kineticfield. La madrugada recibió a los jóvenes con los beats de Major Lazer.

El domingo estuvo marcado por las actuaciones de  Jessica Audiffred, Alan Walker Bacondo, Billion Dollars, Don Diablo, Fallen, W&W, The Chainsmokers y Vertical Mode, entre otros, hasta sumar más de 50 músicos en los dos días de actividades.

De esta forma se cumplió la cita con el más importante concierto de música electrónica. El abanico musical se amplia y cada vez hay más opciones para los melómanos.

Share This: