Cuando la distopía se vuelve realidad

Cuando la distopía se vuelve realidad

Por: Estefanía Tinajero

1984 de George Orwell, es una novela distópica, ubicada en una versión futurista de lo que hoy conocemos como Inglaterra. La sociedad vive regida por un partido llamado “Gran Hermano”, que vigila a toda la población. La historia está enfoca en Winston Smith un hombre que trabaja “reescribiendo” la historia, es más una manipulación de ella, y comienza a darse cuenta del control que hay por parte del partido. Winston junto con una mujer joven llamada Julia, con la cual mantiene una relación, se unen a la resistencia.

Es importante destacar que esta novela fue escrita entre los años 1947 y 1948, en un contexto posguerra. Uno puede apreciar que esta historia es una crítica al entorno histórico, hay referencias muy claras al fascismo de Stalin.  George Orwell, fue un hombre inglés que luchó en contra del fascismo y participó en la Guerra Civil Española, que lo inspiró en gran parte a escribir 1984.

El libro maneja sin duda un tema que ha rebasado la distopía y se ha convertido en una realidad, la manipulación de la información. El protagonista, Winston, trabaja, como ya fue mencionado, reescribiendo la historia que vaya de acuerdo con la versión oficial del “Gran Hermano”, para establecer una verdad única.

1984 George Orwell (Audio Español) from exkalybur on Vimeo.

En México medios tradicionales de gran alcance, como Televisa o periódicos como Excélsior,  muestra como hay una manipulación de la información  y sólo dan  a conocer la versión oficial.

Un ejemplo por parte de Televisa es la famosa frase “hoy es un día soleado” con la que inició Jacobo Zabludovsky, el dos de octubre de 1968, cuando hubo una matanza de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco.

Otro ejemplo es lo que pasó en el periódico Excélsior en el 2013, fue manipulado el cartón del monero “El Fer”, originalmente el cartón decía “¿Cuál meteorito? Las señales del apocalipsis están en las reformas del PRI”, cuando fue publicado en el periódico en lugar de decir reformas del PRI fue cambiado a “…las señales del apocalipsis están en las marchas de la CNTE”. “El Fer”, publicó en twitter que la línea editorial de Excélsior manipuló su cartón y le adjudicó una opinión que no era de él, por lo que renunciaba.

Desafortunadamente hay muchos ejemplos en la actualidad que nos sirven para demostrar que George Orwell no estaba creando teorías de conspiración y que en realidad todo lo que él escribió tenía sentido.

Hay otros problemas que van más allá de la manipulación, en muchas ocasiones la gente no cuestiona el manejo de la información, simplemente se queda con lo que leyeron una vez y ya, no se atreven a dudar de los medios, no buscan otras fuentes.

Es por eso que hay tanta manipulación y desinformación, aunque en la actualidad hay más medios independientes que van más allá de la versión oficial, aún sigue habiendo muchos problemas con la información y las masas, ya que los nuevos medios no tienen la difusión que necesitan, en muchos casos por falta de recursos económicos y simplemente son leídos por un público en específico que sabe en dónde encontrarlos.

Mientras que los grandes medios reciben apoyo del gobierno y empresas, también es importante destacar, que los dueños son empresarios, no periodistas, para ellos la noticia es un negocio más, dejando a un lado los valores y principios que conlleva tener esta gran responsabilidad social. Esto no sólo representa un problema en México, lo es en todo el mundo.

Un buen ejemplo es lo que pasó en 1997 entre Monsanto y Fox News. En una investigación, los periodistas Jane Akre y Steve Wilson, encontraron todo el daño a la salud que produce Monsanto. La empresa contactó a Fox New, amenazando con demandarlos y quitarles millones de dólares en publicidad. Los periodistas primero fueron llamados a cambiar la historia con las condiciones de Fox News, después sobornados para no publicar el reportaje y más tarde fueron despedidos sin justificación.

Y obvio, es importante mencionar  el famoso caso del reportaje publicado en Milenio en marzo del 2016 “El falso éxito de la cruzada contra el hambre”, que fue retirado por el sitio y más tarde volvió a ser publicado con el título “Los número de la cruzada contra el hambre”, es importante destacar que el link de página aún tiene la palabra falso.

La manipulación de la información no es una teoría de conspiración, no es un mito, es una realidad a la que nos enfrentamos todos los días sin saberlo. La población necesita comenzar a cuestionar, a buscar más respuestas y dudar lo que nos dicen los medios, no quedarse con la versión de un sólo líder de opinión.

No es que George Orwell haya sido el Nostradamus de su época,  simplemente hizo un análisis de la situación, vio un escenario posible y decidió escribir sobre eso, sin duda no estaba muy alejado de la realidad.

Share This: