Clavería y sus personajes legendarios

Clavería y sus personajes legendarios

Por Shunaxi Beatriz Carbajal Rivas

La Ciudad de México posee abundantes sitios prodigiosos que podemos contemplar y estos, en ocasiones nos traen a la memoria algún momento importante, desagradable, ameno o simplemente el placer de observar un instante y maravillarte con lo que hay en la Ciudad, siendo así, tal y como expresaba el arquitecto y pintor mexicano, Juan O ‘Gorman concuerdo con lo siguiente: “México, para mí, representa el amor, la paz y todo aquello que es magnífico y maravilloso en el mundo”.

Para conocer más sobre algunos de los lugares de la Ciudad de México, se encuentra en la mira la colonia Clavería, ubicada en la Delegación Azcapotzalco es ese sitio donde todavía se puede apreciar la arquitectura Colonial Californiano1 –por el Art Decó2; donde se cuenta que Hernán Cortés pisó terreno y posteriormente lo distribuyó a quienes lo acompañaron en la Conquista de México pero después de estos cambios esto se convirtió en la Hacienda de San Antonio Clavería… hasta que en la Revolución Mexicana arrebataron el lugar a sus propietarios.

Clavería, también fue el lugar que vio crecer al escritor Guillermo Samperio –escritor mexicano, reconocido por sus ensayos, literatura infantil y sus cuentos- que como él lo describió: “…es la zona donde crecí y se formó mi educación sentimental.” Cerca está la Nueva Santa María, donde el crítico de cine Jorge Ayala Blanco pasó algunos de sus días: “Era la colonia de clase media arribista, pero también de libertad, entre otras cosas, porque apenas se estaba poblando. Así que había enormes espacios para que junto con mi amigos, le diéramos vuelo a los paseos en bicicleta”: Hasta hace unos días supe que estos personajes vivieron en la zona norte de la ciudad.

De la colonia Clavería, sobresale el Parque de la China, que fue nombrado así por  la familia Matsumoto, unos reconocidos floristas que contaban con  un vivero en Clavería, aquí también está la estatua del Príncipe de la canción, José José, quien pasó parte de su infancia y adolescencia en la colonia y como homenaje le pusieron dicho monumento al que alguna vez le robaron la mano de bronce, pero después lo repararon.

En el parque está el Kiosco, en donde ahora se hace ejercicio y se encuentra rodeado de juegos pero este, se construyó por la visita del expresidente, José López Portillo.

La calle de Clavería, tan llena de gastronomía, comercio, lugares para tomar café, ir a los tacos, la pizzería Marco Polo o a cualquier lugar para comer; la música de fondo es a veces de bandas como The Doors, The Beatles y luego da un salto a músicos como Joaquín Sabina o Silvio Rodríguez. Es una calle que tiene vida, por raro que esto suene.

En la calle de Floresta en 1983, Toño, un joven de 18 años, su abuela y su mamá iniciaron la venta de quesadillas en un zaguán y tal fue el éxito del lugar que actualmente es “La Casa de Toño”,  que seguramente la mayoría hemos visitado si queremos un “antojito mexicano” y qué mejor que ir a la original Casa de Toño…

También está el Parque Bicentenario o ‘El segundo pulmón más grande de la Ciudad de México’ pero antes fue una refinería que debido a la contaminación tuvo que cerrar en 1991, para 2007 empezó la reparación para convertirlo en el parque ecológico y en 2010 se inauguró durante el mandato de Felipe Calderón. Este es el sitio perfecto para andar en bicicleta, patines, practicar algún deporte, ir a leer o simplemente ir a relajarte y convivir con la naturaleza para la inspiración  o mejor expresado por  Claude Monet: “La riqueza que alcanzo viene de la naturaleza, la fuente de mi inspiración.”

Un último es Tino Contreras: ‘el pionero del jazz en México’. No estoy segura de la calle en donde vive, pero sí sé que es en la colonia Clavería donde habita. Siempre va con su esposa; a veces lo veo en la fonda que está frente a mi casa, en ocasiones en otros lugares de comida. Él nunca ha negado un saludo, una pregunta. Se ve en todo tiempo tan alegre y tan sencillo, tan pleno de haber vivido para lo que le apasiona: la música.

Esas son sólo algunas de las historias y personajes que pasaron la colonia Clavería y seguramente podrían salir más que no dejarían de asombrar a todo aquel que no las conozca, bueno, incluso al conocedor o al amante de alguno de estos lugares o leyendas.

Los días en Clavería con los amigos pueden ser muy divertidos, siempre hay algo que hacer, un lugar por conocer y una historia que contar.

 

1 estilo arquitectónico identificado con el nacionalismo español

2 Movimiento o estilo  de Diseño Popular

Share This: