Anualmente mueren por tabaquismo más de 53 mil personas en México

Ximena Ruiz Molina

En el país mueren anualmente más de 53 mil personas por enfermedades relacionadas con el tabaquismo, y de acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que para el año 2020 el tabaco causará más muertes que el VIH, la tuberculosis, la mortalidad materna, los accidentes automovilísticos y el suicidio.

Fernando Cano Valle, integrante del Núcleo de Estudios en Salud y Derecho del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, subrayó que el tabaquismo no sólo es un problema médico, sino social, el cuál se tiene que combatir desde la medicina preventiva y no desde la curativa, como se ha venido haciendo.

La legislación para combatir el tabaquismo en México ha demostrado ser insuficiente, ya que a pesar de las restricciones para fumar en los espacios públicos cerrados y a las limitaciones en los espacios publicitarios, cada vez se fuma más y a edades más tempranas, afirmó Fernando Cano Valle.

"Hay que enseñar las consecuencias desde la edad preescolar y no en la adolescencia, ya que no todos llegan a esos grados escolares; poco se puede hacer si en nuestro país tenemos 32 millones de personas que no han terminando la primaria, 7 millones de analfabetas, e insuficiente información sobre el tabaquismo en los libros de texto” comentó el investigador.

La realidad es que se empieza a fumar a los 9 o 10 años de edad y es la primera causa de mortalidad prevenible en el mundo, pues no sólo afecta a los fumadores, sino también a los que están a su alrededor.

Respecto a esto, la OMS informó que en México existen casi 11 millones de fumadores y que 10.9 millones de mexicanos (casi la misma cifra) están expuestos en sus hogares al humo de tabaco, llamado de segunda mano, lo que los convierte en fumadores pasivos.

El informe de la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica que dentro de las enfermedades que se han asociado a la exposición involuntaria al humo del tabaco en población infantil, que son quienes suelen ser los más afectados, destacan el síndrome de muerte súbita; infecciones respiratorias agudas; síntomas respiratorios crónicos; reducción del crecimiento de la función pulmonar; asma, así como enfermedades agudas y crónicas del oído medio.

Por su parte, la legisladora panista, Consuelo Argüelles Loya, mencionó que es un hecho ampliamente aceptado por los científicos que la inhalación del humo del tabaco es el responsable de efectos adversos a la salud como el cáncer, enfermedades cardiovasculares y pulmonares.

Ante esto, propuso modificar el artículo 16, fracción VI, de la Ley General para el Control del Tabaco, a fin de que se permita la venta regulada del cigarro electrónico como terapia de reemplazo para así evitar el consumo tradicional del cigarro.

Los cigarrillos electrónicos, dijo, no son fabricados o distribuidos por la industria tabacalera o farmacéutica. Cientos de pequeños distribuidores los comercializan a través de Internet y centros comerciales y ellos han estado en el mercado de México por más de tres años y se han vuelto cada vez más populares.

La legisladora mencionó que el Gobierno Federal destina anualmente, desde 2008, más de 30 mil millones de pesos para atender las enfermedades relacionadas con el consumo del tabaco, por lo que la regulación del cigarrillo electrónico colaboraría a reducir este gasto público.

En el mundo, cada año seis millones de personas mueren, ya sea por la adicción a la nicotina o por respirar el humo que sale de un cigarro; y de acuerdo con el Informe de la OMS sobre la Epidemia del Tabaquismo 2011, con la tendencia actual, en 2030 el tabaco matará a más de ocho millones de personas al año.

Share This: