Ámala pero compréndela

Ximena Natera Cruz y César Santiago Fernández

"A la ciudad de México hay que leerla, luego, caminarla: Comprenderla para poder amarla" Alberto Barranco Chavarría.

Alberto Barranco Chavarría, columnista financiero y urbanista, es de carrera  filósofo y de oficio periodista.  Apasionado de la lectura y de la vida, fue maestro de generaciones de periodistas en la Escuela  Carlos Septién García.

Esta institución cumple 63 años de ser casa de formación para un sin fin de hombres y mujeres que han buscado un lugar en el mundo de los medios. Como parte de la celebración, el maestro Barranco se unió a destacados expertos en urbanismo, en una mesa de diálogo y discusión sobre la metrópoli que  lo ha visto madurar, tanto personal, como profesionalmente.

Recalcó la importancia de ser concientes del pasado para disfrutar del presente y de cómo la ciudad ha sido el centro de una rápida transformación que la convirtió en una de las más grandes  ciudades del mundo.

Este proceso no ha sido "pura luz", ya que lamentablemente en los procesos de adaptación, habitantes "incómodos" han sido desplazados a partes de la ciudad que se pueden esconder bajo la alfombra.

La arraigada centralización en todos los ámbitos sociales ha producido un efecto que el propio maestro llama como "el enano con cabeza de gigante", donde miles de personas son ignoradas,  donde se vive el tercer mundo en medio de una ciudad de primera. El ejemplo por excelencia,  es el oriente, en donde, por 100 años,  se han relegado basureros, los barrios marginados, los barrios 'cuna' de la prostitución y donde simplemente no se tiene la calidad de vida con la que cuenta el poniente.

La ciudad tiene "un ojo tuerto... una oreja mocha".

El ex catedrático explicó brevemente el porqué de dicha disparidad.

"La desigualdad se debe a que hay un desarrollo disparejo y esto se debe a que el gobierno le pone mayor interés en algunas zonas y olvida a otras. Y las olvidadas, se convierten en regiones que no pueden brindar los servicios adecuados."

También destacó que esto no sólo se presenta en cuestiones urbanas, sino de igual manera en las clases sociales "tan radicalmente distintas" y en cuestiones de política:  "Esta cuestión se da desde la época de la antigua Tenochtitlan; había escuelas para gente con determinado nivel, y otras para gente con un nivel más bajo. En la Nueva España, se segmentaba a las personas por su color o raza."

Barranco Chavarría, reconoce que en el plan de "austeridad" y el lema de; "primero los pobres" de Andrés Manuel López Obrador, existe la posibilidad de acabar, algún día con la desigualdad: "Con los elementos que AMLO propone, el estado tendrá y contará con más recursos para combatir la desigualdad."

Por último, lanzó un mensaje de aliento para todas las nuevas generaciones de periodistas que están en camino: "Yo diría nada más, dos palabras; NO SE RAJEN"

Sin duda, la Carlos Septién García contó en su aniversario número 63, con un experto de 'pies a cabeza', pero sobre todo, con un fiel amante del Distrito Federal quién por medio de su conocimiento, deja claro que para "amar a la ciudad hay que comprenderla."

Share This: