Adiós al 23

Yarek Gayosso

Se fue el 23; dijo adiós al futbol. David Beckham, la súper estrella dentro y fuera del campo se marcha. Deja para el recuerdo los trazos milimétricos que salían de sus botines.

El inglés cuelga las botas a los 38 años, decisión que no fue fácil tomar, debido a que consideró que sus piernas todavía podían correr más metros en la cancha, poner más pases dibujados a sus compañeros, esos pases que parecían lanzarse con la mano, mano que hoy agita para decir adiós.

Sus inicios con el Manchester United. Beckham hizo de cinco equipos su casa. Con el club inglés debutó en 1992, en un encuentro de la Copa de la Liga frente al Brighton. Ahí permaneció bajo la tutela del legendario entrenador Sir Alex Ferguson.

Su paso al Madrid. En la Liga española formó parte de la era de “Los galácticos”, aquella integrada por Ronaldo, Figo, Roberto Carlos, Zidane y Raúl.

El viaje a Estados Unidos. Militó en el club estadounidense durante seis temporadas y se coronó en la MLS en 2011 y 2012.

También tuvo un paso fugaz por Italia con la escuadra del Milan, debido a que fue cedido en dos ocasiones, 2009 y 2010.

El título con el PSG. El mediocampista fichó por el club francés el pasado 31 de enero después de haber concluido su contrato con el Galaxy. El futbolista anunció su retiro como jugador profesional tres días después de que el París Saint-Germain  se coronara campeón de la Liga 1.

Capitán de selección. El debut con la camiseta de su país fue ante Moldavia, encuentro que ganaron los ingleses 3-0.  Beckham sumó 115 partidos con se selección y con ello entró al selecto grupo de los 100, a lado de Peter Shilton, Bobby Moore, Bobby Charlton y Billy Wright. Además representó a su país en los mundiales de Francia 1998, Corea Japón 2002 y Alemania 2006; Brasil 2014 ya no lo vio llegar.  El eterno gafete de capitán seguirá en su brazo izquierdo.

David Beckham siempre fue un jugador de élite, sus botines serán recordados en Inglaterra, España, Estados Unidos, Italia y Francia.

Aquel niño que practicaba con su padre todos los días la precisión de sus lances, hoy dice adiós a su carrera deportiva de dos décadas, pero sus trazos milimétricos quedaron dibujados en las canchas.

Share This: