El aborto legal y la Diana activista

La Flechadora de las estrellas del Norte, mejor conocida como la Diana Cazadora, fue vestida en 1943  por la autonombrada Liga de la Decencia. Hoy porta orgullosa un pañuelo verde como parte de una acción directa para exigir el aborto legal y gratuito en todo México.
Por: Stephany Reyes

El mensaje de la Diana verde

La fuente de la Diana Cazadora ubicada en la Avenida Paseo de la Reforma se transformó la mañana del 23 de octubre del presente año en el monumento protagonista de una intervención de protesta. Una mujer, con ayuda de otras siete, escaló la escultura para colocarle un pañuelo verde en la muñeca derecha como señal indicativa  de estar a favor de la legalización del aborto en todo el país.  Un grupo de alrededor de 40 mujeres activistas comandaron esta acción directa en el espacio público a las 8:30 de la mañana donde el contingente se organizó para extender una manta con la leyenda:

“Aborto legal y seguro en todo México”

 
La Diana verde. Aborto legal
Colocación del pañuelo verde. Cortesía: Colaborativa. (Fotografías de diversas mujeres feministas)
La Diana verde. Aborto legal
Acción directa en el espacio público. Cortesía: Colaborativa. (Fotografías de diversas mujeres feministas)
La intervención en el espacio público finalizó con saldo blanco pese a que un grupo de policías acudieron al lugar con la finalidad de evitar que las mujeres escalaran el monumento, aún cuando ellas tomaron medidas de seguridad como el uso de casco y amarres para evitar lesiones de gravedad. El suceso se convirtió en Trending topic en Twitter con el hashtag #AbortoLegalYa y las palabras clave "Diana Cazadora" despertando reacciones diversas en las usuarias y usuarios de las redes sociales.  
La Diana verde. Aborto legal
Aborto legal. Policías intervienen en la toma de la escultura. Cortesía: Ruido en la Red.
 

El aborto en México

La interrupción legal del embarazo (ILE) fue despenalizada en la Ciudad de México en 2007, siempre y cuando sea realizado antes de las 12 semanas de gestación. Lo anterior, marcó un hito en el acceso a las mujeres citadinas a los derechos reproductivos. Sin embargo, el panorama no es el mismo en el resto del país: Guanajuato y Querétaro cuentan con leyes restrictivas que únicamente permiten el aborto en caso de violación sexual o si este fue origen de un accidente. Mientras que en Michoacán y Yucatán admiten este derecho para las mujeres por razones económicas. El resto del país no considera todas las posibles causales como legales. La búsqueda de la legalización en todo el territorio mexicano es en aras de erradicar el problema de salud que generan los abortos clandestinos donde las mujeres se ven expuestas a la muerte por la negación de su derecho a elegir. Para muestra, basta mirar las cifras reportadas por la Secretaría de Salud en 2017.

"El aborto se colocó como la tercera causa de mortalidad materna en el país después de hemorragias obstétricas y las enfermedades hipertensivas, con una tasa de 2.3 defunciones por cada 100 mil nacimientos estimados"

Legalidad y castigo

La Norma Oficial Mexicana 046 aboga por la legalidad del aborto en todo el país en caso de violación. Sin embargo, la diversificación de causales en los códigos penales de cada estado ha condenado a muchas mujeres al encarcelamiento o persecución incluso por abortos involuntarios. El GIRE (Grupo de Información en Reproducción Elegida) tiene contabilizas 1.666 investigaciones abiertas por aborto desde enero de 2016 hasta abril del presente año, lo que arroja como resultado la sentencia de 228 personas por este motivo y 53 de ellas, de las cuales 19 eran mujeres, ingresaron en prisión definitiva por la misma acusación de ilegalidad y privación de la vida del no nacido. En el marco de esta acción pública y con el antecedente de los datos arrojados por diversas organizaciones civiles, la diputada Silvia Lorena Villavicencio Ayala, quien forma parte el grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, propuso una iniciativa para despenalizar el aborto en todo el país argumentando que las actuales legislaciones atentan contra los derechos reproductivos de las mujeres, y que la elección personal sobre la maternidad no debe ser motivo de condena jurídica o escarnio social.

Share This: