“Cultura para todos”. Entrevista con Armando Ramírez

Jonathan J. Hernández Reyes

Originario de Tepito y reconocido por su sección televisiva “Qué tanto es tantito”, donde realiza crónicas culturales, Armando Ramírez asegura que la cultura popular puede ser estética y que cualquier material, por muy pobre que parezca sirve para elaborar un lenguaje artístico.

De estatura mediana y tez colorada, el también novelista ve en la cultura popular un nicho donde todos pueden elaborar arte, “no importa si la persona es de barrio, colonia popular, migrante (…) todos tienen chance, como cualquier burgués”, expresó.

El cronista recordó que las historias de Homero, plasmadas en la Iliada y la Odisea eran de dominio popular, pero que él tuvo la habilidad para hacer de ellas arte y recalcó que todo se encuentra en las historias de la vida cotidiana.

Para Armando Ramírez el periodismo y la literatura van de la mano: “el periodismo en el fondo surge de la literatura, porque informar ya lo hacían los cronistas, historiadores y novelistas, pero para hacer periodismo se necesita contar bien las cosas”.

El secreto de este cronista para atrapar tanto a la audiencia en televisión, como a los lectores, consiste en usar el ingenio popular para contar sus historias: “El modo de contar las cosas tiene que ver mucho con la literatura. Recordemos que la televisión vino a sustituir al señor que contaba sus cosas en la casa, entonces al ser humano lo que le gusta es que le cuentes historias y el periodista tiene historias tremendas, banales, sensacionales y que no hay que olvidar que (el periodismo) es el arte de contar”.

El cronovelista puntualizó que quien lee tiene más bagaje para desarrollar sus escritos, hacerlos más atractivos para el lector, lo que a su consideración es lo que a veces falta en el periodismo mexicano: “lean un chingo, de todo, no discriminen”, concluyó.

Share This: